Los Bandhas son cierres o llaves energéticas que tienen el cuerpo humano y que se activan con unas contracciones controladas y sostenidas en las prácticas de yoga.

Existen tres cierres principales en nuestro cuerpo con un efecto físico de implicación energética y mental: Mula Bandha, Uddiyana Bandha y Jalandhara Bandha.

La aplicación de estos cierres acumula energía vital hacia el canal central de nuestro cuerpo (Sushuma Nadi), que es una encrucijada de canales a lo largo de la columna vertebral que conecta y transporta Prana (energía vital) a los Chakras y al conjunto de sistemas orgánicos del cuerpo material, emocional y mental.

Cuando aplicamos los Bandhas, protegemos el cuerpo físico de lesiones en la práctica de Asanas (poses en yoga), controlamos la postura con mayor equilibrio así como la respiración. El sistema nervioso central se beneficia de una proporcionada liberación de energía en los fluidos de la columna vertebral, la cual es irradiada al resto del cuerpo. Este potencial de fuerza que asciende y desciende en nuestro cuerpo se denomina Kundalini.

Cuándo se usan los Bandhas

En el estilo Hatha Yoga, es donde más se utilizan estos tres cierres, los cuales ya son nombrados en los textos clásicos de El Hatha Yoga Pradipika, escrito en Sánscrito en el siglo XV d.c.

La respiración sonora Ujjjayi, también llamada victoriosa o sonora de garganta, se hace en conjunto con uddiyana y mula-bandha, para fortalecer la pelvis así como toda la zona abdominal.

Estos dos cierres se mantienen durante toda la práctica en el estilo Asthanga Yoga. El cuerpo se moverá al unísono con el ritmo de la respiración y la aplicación de los bandhas, que son bases fundamentales para el dominio de la mente.

Su uso principal es la correcta distribución del Prana ya que ejerce una influencia positiva en la circulación de respiratoria, sanguínea, nerviosa, muscular y cerebral y potencia los centros energéticos denominados Chakras, de modo que equilibra los estados psíquicos hacia la conciencia de la serenidad y calma las perturbaciones mentales de desánimo.

Entonces, se usan en las prácticas de yoga para ayudar en las Asanas (posturas), en los Pranayamas (ejercicios de respiración) y en la meditación.

Por qué se usan los Bandhas

Cuando la corriente y la circulación se mantienen estables, la energía Kundalini despierta. Esto puede manifestarse como neutralidad, calma, incremento de la concentración o claridad.

Cuando la energía sube a través de la espina dorsal, pasa a través de los vértices de energía llamados Chakras. Esto produce felicidad y estado de súper-consciencia.

A continuación, detallamos los tres Bandhas principales.

Mula Bandha (Llave del Perineo)

El Mula Bandha se localiza en la base de la columna vertebral y es la contracción y elevación de los músculos del perineo en el suelo pélvico.

Significa “Llave Raíz” y conecta con el primer Chakra Muladhara, que es donde nace la energía Kundalini e influye en la estructura ósea, sacra, coxis, púbica, isquion e ilión, en el ano, recto, colon y vejiga, en los órganos sexuales masculinos y femeninos. En los hombres, tiene incidencia en la glándula prostática, testículos y vesícula seminal.

Mejora la circulación sanguínea en el área del perineo y tonifica y genera vitalidad, mejora esfínter anal y piso pélvico, fortalece tejido conectivo de sostén de órganos para que, por su peso, se pueda soportar la presión descendiente.

Uddiyana Bandha (Llave del Diafragma)

Esta llave está localizada al nivel del diafragma. El elemento del plexo solar es el fuego. El calor abre el centro superior, el chakra del corazón, el centro del amor verdadero, la bondad y la compasión.

Esto separa el triángulo inferior (donde instintos y reacciones toman parte) del triángulo superior del cuerpo (desde donde vienen los actos más conscientes).

Para aplicar la Uddiyana Bandha, es aconsejable tener el estómago vacío o libre de comidas importantes, debes escuchar la respiración del interior y la exhalación mientras mantienes el abdomen retraído hacia dentro y hacia arriba del ombligo.

Su uso actúa como mecanismo de protección del tejido conectivo, da equilibrio y apoyo al cuerpo, así como sostiene y mejora el aparato digestivo y fortalece musculatura pélvica y lumbar.

Regula glándulas suprarrenales, mejora el funcionamiento de los riñones y rejuvenece. Una vez que ha sido aprendido en la práctica de yoga, ya se produce de forma natural en cualquier momento.

De todas las bandhas uddiyana, es quien posee la fuerza poderosa de la Fusión del Soplo un punto Shen 8RM, la liberación del pasado a través del fuego energético del abdomen, la limpieza de impurezas físicas y mentales, la conexión del ser haciendo volar “el gran pájaro” con el prana a través del sushumna recorriendo el canal despertando nuestra Kundalini.

Al contrario que el Mula Bhanda, la llave del Uddiyana Bandha puede ser notada a simple vista cuando se realiza.

Jalandhara Bandha (Llave del Cuello)

El Jalandhara Bandha está localizado al nivel de la garganta. Es la llave más alta del cuerpo y dirige la energía del canal central previniendo que la energía se disperse a otras áreas del cuerpo, como los ojos o los oídos.

Sella la energía generada en las áreas derivadas del cerebro, corresponde al quinto Chakra Vishuddha, a la expresión, la palabra, la voz. Se traduce como la pureza creativa que nos inspira la comunicación desde el corazón. Generalmente, la llave del cuello es usada de manera instintiva cantando o meditando.

Regula la actividad cardíaca del cuello en los barorreceptores de los senos carotídeos y la aorta, fortalece musculatura y relaja garganta, de modo que elimina las afecciones de esta zona.

Tiroides y paratiroides son las glándulas favorecidas en la aplicación de este bandha, estimula el sistema nervioso parasimpático y estira el ligamento nucal, bulbo raquídeo y parte inferior del cerebelo.

Tiene una gran importancia anatómica usar esta llave o cierre por encontrarse en zona noble del cuerpo humano, con importantes funciones fisiológicas, sensoriales y cognitivas.

Para aplicar el Jalandhara Bandha, siéntate cómodamente con la espina dorsal recta, fortalece el cuello tirando suavemente la cabeza hacia atrás y la barbilla ligeramente hacia dentro y hacia atrás inclinándola dirección al hueco del esternón.

Cuando la garganta es contraída, el Prana (aire inspirado y la energía vital) sigue el camino correcto y, cuando se aplica el cierre con firmeza, los Nadis Ida y Pingala, hacen una transición calmando la mente, uniéndose en meditación.

El mantra Soham ayuda de manera natural a que se equilibren estos canales, inhalando “soooo” y exhalando “hammm”.

Maha Bandha (La Gran Llave)

Esta técnica consiste en la aplicación de las tres llaves o cierres al mismo tiempo manteniendo la respiración. Antes de practicarlo es necesario dominar los tres bandas por separado. Se practica después de los ejercicios de respiración, Pranayamas y la Asanas y siempre en un estado de máxima concentración.

Beneficios de los Bandhas

Cada Bandha tiene unos beneficios específicos y, en general, mejora el tejido conectivo de los órganos internos, purifica la respiración, tonifica la circulación sanguínea y linfática, de manera que protege las glándulas, fortalece los músculos y huesos de la columna vertebral, equilibra el sistema nervioso, aumenta la energía vital, alivia el estrés y calma los estados mentales.

La aplicación de los Bandhas tiene efectos poderosos, por lo que debe ser valorado por un instructor experimentado el uso en cada persona según el estado de salud.

Se desaconseja Uddiyana en mujeres embarazadas en caso de hernias y úlceras, así como en patologías cardíacas severas, Jalandhara en caso de problemas de tiroides, presión intracraneal, presión arterial elevada, vértigo, y Mula Bandha en caso de cáncer de testículos o próstata.

Atisha Sevilla supervisa cada caso particular para que puedas experimentar las clases de yoga con todos los beneficios de los Bandhas con máximas garantías.