El Yoga es un amplio conjunto de conocimientos de enseñanzas cuyo origen se remonta a la India del año 3000 aC, según datos arqueológicos y literarios existentes.

Se trata de una materia viva y experimental que cuenta con una amplia sabiduría ancestral sobre el conocimiento del ser humano a nivel físico, metafísico, mental, emocional y, sobre todo, espiritual.

El Yoga se ha conservado generación tras generación hasta llegar a nuestros días, en los que existen distintos estilos de yoga.

En qué consiste el Yoga

La palabra “yoga” proviene del Sánscrito, que es la lengua clásica y sagrada de la literatura de la Indiay que significa “unión”.

El objetivo del yoga es conseguir, gracias a un método sistemático de disciplinas, armonizar, interiorizar y desarrollar la consciencia más allá del cuerpo.

La práctica de sus técnicas, ya sea a través de la respiración (Pranayamas), de las posturas (Asanas) o de la meditación (Dyana), llevará a alcanzar esa unión entre el ser humano y la totalidad.

Esta actitud de búsqueda de lo personal nos da la posibilidad de empatizar, de forma intuitiva, con aquello que nos hará crecer de manera espiritual.

El Yoga es una filosofía y no una creencia y supone una vía con múltiples caminos de evolución personal. Así pues, no es una religión, ni una doctrina o un deporte y, por supuesto, no cambia tu realidad sino que eres tú quien cambias la percepción de la realidad que previamente has creado.

Para qué sirve el Yoga

Existen numerosas razones por las que practicar yoga. Todas las personas que, en su día, decidimos comenzar a estudiar y a practicar yoga tenemos seguramente en común el deseo de encontrar una unión con nuestra consciencia y con el universo que nos rodea.

Buscamos que nuestro cuerpo físico se sienta mejor y que podamos alcanzar un estado mental positivo y equilibrado, de modo que el yoga es algo más que hacer posturas imposibles o sentarse con la mente en blanco.

Se trata de fusionar el sentido de tu Ser más allá de tu cuerpo y, con ello, trascender tus emociones, entender tus mecanismos de pensamientos mentales y tus programas de comportamiento en las distintas etapas de la vida con el propósito de ser más feliz y más real. Este es el fundamento del Raja Yoga.

El mayor beneficio que nos aporta el Yoga es que nos permite conseguir la mejor versión humana de uno mismo, la mayor sabiduría en cada acción, una actitud positiva ante la vida y sus retos y despegarnos de todo aquello que no es verdaderamente importante.