Mindfulness o Conciencia Plena es una manera de entrenar la atención. Se trata de prestar atención a los que ocurre aquí y ahora, sin emitir juicio alguno sobre ello, de aceptar la realidad tal y como es, de modo que desarrollemos la capacidad de un mejor manejo de las emociones aflictivas y difíciles.

Supone un aprendizaje a través del cual se interrumpe el hábito de perderse en el pasado, en preocupaciones o en planificaciones acerca del futuro.

Cuál es el origen del Mindfulness

El Mindfulness procede de las tradiciones y técnicas orientales de Asia, donde la cultura espiritual y filosófica toma una consciencia del ser humano como parte integrante de un sistema total.

La meditación, sus diferentes técnicas de llegar a ella en India, Tibet, China, Japón, así como con la práctica del yoga y sus beneficios, bien conocidos en Oriente, llegan a occidente a primeros de siglo XX.

En los años 60, se comienza a introducir el Mindfulness en las escuelas de psicología de Estados Unidos como un método de meditación occidentalizada en el que se adapta técnicas de yoga, del zen y se integran estas enseñanzas para mostrarlas a una sociedad con población estresada y con estilos de vida con condiciones de tensión.

Jon Kabat-Zinn integró las ciencias orientales de la Meditación con la Medicina y creó, en 1979, la técnica Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (REBAP) y la introdujo en centros médicos de Estados Unidos y Europa, de tal manera que ha llegado a ser una terapia clínica en la sociedad actual.

El programa está basado en un curso de medicina cuerpo y mente, sin implicación mística, ni religiosa ni cultural, con prácticas de experiencias clínicas para reducir el estrés.

Beneficios del Mindfulness

El Mindfulness sirve para aprender a observar cómo gestionamos nuestra vida. Desde los pensamientos que emitimos, cómo hablamos, nos expresamos y nos repetimos, programas que va ocurriendo y cómo nos relacionarnos con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Desde una auto-observación del momento presente, nos ayuda a ordenar nuestra mente, las emociones y a mejorar aspectos físicos que puedan impedir el estado de bienestar de las personas.

Nos ayuda a prestar atención a lo que nos sucede sin emitir un juicio, sólo observando el funcionamiento de nuestra mente y capacitándola para tener una visión amplia, universal y humanista.

El Mindfulness nos permite entrar en un estado de meditación, en el que cambiamos aquellos aspectos que nos perjudican y sacamos lo mejor de uno en todo momento. Mejoraremos la salud tanto la física como la mental.

¿Qué cura el mindfulness?

El Mindfulness está basado en un programa clínico de ocho semanas de duración, que estudia la mente y alivia el estrés. Ofrece beneficios a corto y largo plazo.

Reduce estrés, así como los estados de inquietud, impulsividad, nerviosismo y ansiedad. Ayuda en las depresiones, en los estados de duelo y en los procesos de enfermedad

El mindfulness da recursos para motivar cambios percibiendo nuestros aspectos personales y el mundo externo con intención sincera, atención plena, gratitud, paciencia y aceptación.

Mindfulness en Sevilla

Atisha Sevilla ha preparado un Taller de Mindfulness, teórico y práctico, en el que darán las herramientas básicas para iniciarse en el entrenamiento de la atención plena. Tiene una duración de cuatro horas, en las cuales habrá un tiempo dedicado a la Meditación.

Mindfulness Sevilla está indicado para todo aquel que piense que necesita vivir de una forma más calmada, con menos estrés y ansiedad. Puede asistir cualquier persona que necesite un cambio en su vida y, en definitiva, vivir de una forma más plena.

Mindfulness para embarazadas

La práctica del Mindfulness durante el embarazo permite que las embarazadas mejoren las molestias físicas y mentales, disminuyan el estrés originado por el propio embarazo y mantengan el ánimo.

Se trata de prestar más atención a la experiencia interna, a aquello que la embarazada esta sintiendo física y mentalmente con total aceptación. Ayuda a controlar esa ansiedad para que la respectiva salud del bebé y de la mamá sea la adecuada.

Hay estudios en grupos de embarazadas que demuestran que quienes practicaban Yoga, Meditación y Mindfulness, tuvieron menos partos prematuros.

Mindfulness y el pánico escénico

lograr reducir el nivel de estrés y aporta determinados recursos para eliminar el miedo a las pausas y confiar en el silencio cuando nos encontremos ante una audiencia.

Mindfulness y la tristeza

La tristeza o la rabia pueden evitar que aceptemos la realidad en situaciones como una separación de pareja, la muerte de un familiar, amigo u otra persona cercana o entornos de estrés creado en hospitales por circunstancias diversas.

El Mindfulness consigue que no quedes desbocado, que puedas manejar tus emociones y que no cometas errores de precipitación en la toma de decisiones importantes.